Gruta de la Virgen.

Selected for Google Maps and Google Earth

Comments (3)

Panza Verde on September 10, 2009

LOS HERMANOS SPIAZZI - El Negro Romero - Chamamé

Google

Panza Verde on December 12, 2009

Centenario de Parera: Nostalgia, recuerdos, emociones y alegrías en una jornada inolvidable.

La comunidad de Faustino María Parera celebro sus cien años de historia en una jornada plagada de emociones y recuerdos. El domingo próximo pasado la localidad ubicada a poco menos de 50 kilómetros de la cabecera del departamento fue epicentro de una fiesta inolvidable.

El 6 de diciembre quedará registrado en los anales de la historia de Parera y del Departamento Gualeguaychú, porque centenares de personas, muchas enraizadas con esta comunidad, participaron del programa de actos, mega almuerzo y actividades artístico-recreativas en una jornada de emociones encontradas. Todos los caminos confluyeron a Parera, llegados de Urdinarrain, Larroque, Gualeguay, Gualeguaychú, Irazusta, de Provincia de Buenos Aires, de Capital Federal y otros lugares cercanos y también lejanos, dijeron presentes.

El domingo, por un momento, se detuvo el reloj de la historia y fue celebrada una parte importante de ella; tan especial como fundamental. Es que fueron celebrados 100 años de existencia de esta localidad. Varias generaciones de hombres y mujeres que poblaron estas tierras celebraron la vida.

Varias autoridades estuvieron presentes y se recibieron salutaciones entre otros del Señor Gobernador Sergio Urribarri y del Diputado Nacional Atilio Benedetti.

Estuvieron el senador Osvaldo Chesini, los Intendentes de Urdinarrain Mornaco, de Gilbert Hollzman, de Aldea San Antonio Schultehis y los presidentes de las Juntas de Gobierno de Britos-Parera, Almada. También el Jefe de Vialidad Natalio Gerdau y representantes de las instituciones de Parera. Una de las primeras alumnas, Angélica Minetto, de 90 años, estuvo presente. También el descendiente de Faustino Parera, Nicolás Parera. Y muchos adultos que nacieron aquí, y otros que ejercieron docencia.

Hubo un minuto en homenaje a los residentes fallecidos y una oración litúrgica a cargo del Padre Arias. También fue depositada una ofrenda floral al pie del busto de Faustino Parera.

Luego se inauguró un monumento en la plaza central en honor a los fundadores, descubrimientos de placas y la plantación de un árbol.

Fueron varios momentos de emociones los vividos durante la mañana, el mediodía en el almuerzo y por la tarde, con los números artísticos, la obra de teatro, la actuación descollante de los Hermanos Spiazzi y por la noche la presentación del video 100 años de historia de Parera.

La suelta de globos y la inauguración de un mural alusivo al Centenario –obra de la artista Silvina Abrego-fueron no menos emotivos.

Los alumnos y ex alumnos de la escuela nº 25 “Dolores Costad e Urquiza” brindaron un tema musical en horas del mediodía.

Un día especial para revivir.

El presidente de la comisión homenajes y festejos del Centenario, Reynaldo Michel, señaló que “hoy (por el domingo) es un día especial para dialogar con el pasado, de recuerdos compartidos, para recorrer cada rincón y ver cómo está lo que fue nuestra casa”.

¿Se acuerdan los bailes en los galpones iluminados con faroles a kerosene?, y mas tarde en nuestro club?. ¡Cuántos romances nacieron allí!. Los esperados corsos por las calles del poblado. La llegada del tren. Esa cita obligada, pegados al andén esperábamos a los seres queridos.

El fútbol nocturno, otro evento esperado, con presencia de pueblos vecinos y sus simpatizantes. Cuántos recuerdos y emociones que llegan al alma y sólo uno sabe lo que significa cada sitio de este nuestro pueblo.

Palabras de Jorge Alarcón.

En uno de los discursos más emotivos habló Jorge Alarcón, quien fue autoridad y residió durante muchos años en Parera.

El 8 de diciembre de 1909 comienza la historia de este pueblo, aunque en 1907 comienza a construirse las vías del ferrocarril, para luego construirse la estación. Su primer jefe fue el señor Ortiz y secundado por una cuadrilla de peones a cargo del señor Guiumelli.

Las primeras viviendas construidas, que permanecen hoy en pie, la primera de ellas perteneció al señor Jacobo Yarcho, habitada hoy por la familia Pais; también se construyeron las viviendas a escasa distancia de la estación de los señores Lázaro Kipnis y Aarón Trosman (comerciantes). Surgieron las primeras industrias, la herrería y la carpintería de Don Esteban Kachinsky, herrería de Don José Charadía, y en 1911 se instaló la panadería de José Clímaco. Asentada la población se hizo necesaria la creación de una escuela, hoy lleva el nombre Dolores Costa de Urguiza, que abrió sus puertas el 12 de julio de 1917 con 58 alumnos, número que se elevó a 76 al finalizar ese año. Su primera maestra fue Victorina Abdona Godoy. En 1917 se instala también el primer teléfono público, siendo atendido por Doña Juana de Bourye, y en 1918 comienza a funcionar el correo y la comisaría.

En 1925 se construye la capilla San Isidro labrador. Desde 1934 se contó con servicio médico, a cargo de León y la farmacia a cargo de Juan De La Torre. En 1944 obras sanitarias de la nación inicia su servicio, estando a cargo de Jacobo SCAF. Al año siguiente se funda el club social y deportivo Parera, uno de sus primeros fundadores fue Luis Bozzano.

El 31 de mayo de 1951 comienza a funcionar el hospital rural Quemes, construido bajo la gobernación de Héctor Domingo Maya, cubriendo una necesidad de la zona. Fue su primer director el doctor Juan Carlos Patt, luego José Luis Aizaga y actualmente Petronio.

El ferrocarril.

Los ferrocarriles argentinos, tienen una historia intimamente vinculada con el desarrollo civilizador que originaron la colonización y conquista pacífica del país. En muy pocas naciones del mundo el ferrocarril desempeñó una misión tan fundamental.

Parera fue consecuencia directa del arribo del ferrocarril a Entre Ríos. De Estación pasó a ser una localidad pujante, con comercios activos.

Google

Panza Verde on December 17, 2009

El Dr. Scholein Rivenson, inventor de la vacuna Anti-Aftosa con Adyuvante Oleoso. Un hijo de Pastor Britos.

El Dr. Scholein Rivenson nació el 20 de junio de 1918 en Pastor Britos. En 1938 obtuvo el título de Doctor en Medicina Veterinaria, otorgado por la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UBA. Comenzó inmediatamente el ejercicio de su profesión en el ámbito cooperativo de su provincia natal y entre 1946 y 1950 se desempeñó como veterinario regional del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Es a partir de 1950 cuando el Dr. Rivenson inicia sus investigaciones en Fiebre Aftosa, al incorporarse al Instituto Nacional de Fiebre Aftosa del cual fue su Director entre 1959 y 1969. Su carrera como investigador continuó desarrollándose en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, institución en la que desarrolló sus trabajos más relevantes sobre vacunas antiaftosas.

De su fructífera producción científica entre otros temas relacionados con Fiebre Aftosa se destacan sus investigaciones sobre cultivo de virus aftoso en epitelio lingual bovino, en células BHK21 en frascos rotantes, en células de riñón de cerdo, el desarrollo de métodos de evaluación de vacunas en cobayos y estudios de antigenicidad del virus. Pero sin duda, su logro más destacado fue el desarrollo de una vacuna antiaftosa con adyuvante oleoso.

Su trayectoria fue reconocida en la Argentina y en el exterior, donde obtuvo diferentes premios y distinciones destacándose la medalla de oro otorgada por la Organización Internacional de Epizootias en 1988 "a quien ha producido avances importantes en Medicina Veterinaria".

Google

Una vida dedicada a la razón y al alma.

A los 83 años, falleció Scholeim Rivenson. Doctor en Medicina Veterinaria de profesión, escritor por vocación, Rivenson, hace dos años, había recibido de la Oficina Internacional de Epizootías (OIE) el premio de honor, el primero que entregó esta oficina a un investigador latinoamericano, por su trayectoria y por su invalorable aporte científico en la formulación y elaboración de la vacuna antiaftosa oleosa trivalente, que significó erradicar, después de 120 años, la aftosa en la Argentina.

"Un desafío de fondo"

"Como hace algún tiempo en ese lugar... se oyó la voz de un poeta cantar: caminante no hay camino, se hace camino al andar", y así, el Dr. Rivenson comenzó su propio camino, el camino que lo llevaría a encontrar la vacuna para vencer la aftosa. "Para mí, como profesional se convirtió en un desafío, un desafío de fondo. Porque era tal vez la enfermedad de más repercusión económica, provocada por un virus que era muy difusible, una enfermedad muy contagiosa y de muy dificultosa la organización de la lucha", había confesado el Dr.

En el año 1956 se crea el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y es en el INTA donde Rivenson creó el Centro de Investigaciones de Ciencias Veterinarias, del cual pasó a ser el director.

Metódico, ordenado, antes que nada, el Dr. Rivenson, quiso saber cual era la situación en el mundo frente a este problema. Entonces comenzó por estudiar como se había organizado la lucha en todos los países que sufrían este flagelo. Fue en la década del '70 cuando la vacuna oleosa hace su aparición. "Nosotros en el INTA teníamos la investigación en el laboratorio y la formulación de la vacuna que ya considerábamos que era suficientemente eficiente para hacer una intensa prueba de campo en el año '72", comentó en una entrevista. Dr. Para realizar ese proyecto se hicieron instalaciones especiales en la Patagonia.

En otra oportunidad, el Dr. Rivenson explicó sobre las diferencias entre la vacuna que tiraba el productor y la oleosa trivalente que aparecía en el mercado: "Fundamentalmente es que el estimulante de la inmunidad es un virus que tiene una capacidad de inmunizar muy débil, entonces hay que recurrir a ciertos artificios para estimular esa capacidad. Nosotros analizamos todos los estimulantes posibles que se habían estudiado desde comienzos de siglo. Nos encontramos con que los estimulantes oleosos, incorporando el virus en forma de emulsión estable permitía que ese virus fuera gradualmente eliminado por el organismo, protegido por la emulsión por un lado y por otro lado ese aceite que se utilizaba como estimulante sobre las células reproductoras de anticuerpos. Empezamos a ensayar con varios aceites, encontramos uno de ellos, seleccionado como el más eficiente de todos y después tuvimos la tarea de conseguir una emulsión estable, que además no produjeran lesiones agresivas al ser inoculados en el animal".

Para estar seguros de la eficiencia de la vacuna oleosa se realizó una prueba piloto con alrededor de 100 mil animales durante cuatro años. Luego vendría el diseño de una estrategia seria para conseguir el apoyo a esa vacuna que acababa de nacer.

La segunda etapa también demandaría un intenso trabajo: "Había que preparar a los laboratorios, no podían de golpe disponer de 50 millones de dosis de vacuna. A medida que se iba produciendo la vacuna se iban incorporando a más regiones, más zonas, hasta que se llegó a la vacunación de la totalidad del país". Y hace 6 años... Argentina es libre de aftosa, con vacunación.

Su sueño, aún por cumplir, era llegar a ser un país libre de aftosa sin vacunación. Para ello, Rivenson había explicado que hacían falta tres estructuras fundamentales: "un servicio epidemiológico capacitado para detectar de inmediato la aparición de un foco y de inmediato hacer el diagnóstico, un equipo de profilaxis, que erradique ese foco para que no se extienda y el tercer aspecto fundamental es la policía sanitaria, porque si bien un método primordial es educar al productor para que sepa lo que tiene que hacer, la educación muchas veces no es suficiente de por sí, tiene que estar el rigor de la ley".

Filosofía, ética y ciencia.

Pero la atención del Dr. Rivenson no fue exclusiva de la vacuna antiaftosa. Desde adolescente se había interesado por responder a preguntas como: para qué vivimos, qué es la vida, cuál es el sentido de la vida, y las grandes preguntas sobre el principio y el fin.

"Hay un vaciamiento en el ser humano, provocado incluso por las modernas técnicas de la informática... es un tema que lleva a un grave conflicto, hubo un desarrollo extraordinario de la ciencia en el último siglo y medio, se han desarrollado casi un 90 % de los incrementos básicos de la ciencia a nivel físico atómico, biológico e informático. Hay un quiebre muy grave desde el punto de vista ético y si no logramos recuperarnos de ese quiebre, ese problema va a resultar más difícil que el de erradicar la fiebre aftosa".

Google

Fiebre Aftosa (Lista OIE) Google

Sign up to comment. Sign in if you already did it.

Photo taken in Gualeguaychú Department - Entre Ríos Province, Argentina

Photo details

  • Uploaded on October 11, 2008
  • © All Rights Reserved
    by Panza Verde
    • Camera: Canon PowerShot A60
    • Taken on 2008/08/26 11:08:32
    • Exposure: 0.003s (1/400)
    • Focal Length: 6.59mm
    • F/Stop: f/3.200
    • Exposure Bias: 0.00 EV
    • No flash

Groups