Panoramio is closing. Learn how to back up your data.

Fachada Colegiata de Santa María. Gandia

Colegiata de Santa María de Gandía

La Seo de Gandía

La iglesia parroquial de Gandía ostentó la titularidad de Santa María de la Asunción desde sus orígenes -hacia 1245-, a raíz de la conquista del Castillo de Bayrén por Jaime I. A finales del siglo XIV el señor territorial -luego duque-, Alfonso el Viejo, inicia la construcción de un gran templo. Es por estas fechas cuando Pedro y Johan Lobet cincelan con piedra de Cotalba (a 30 florines la pieza) las esculturas del Apostolado, destinadas en un principio a ornamentar el frontispicio de la fachada de poniente. En 1417 se reinicia un nuevo proyecto de templo, en tiempos del hijo y sucesor en el ducado, Alfonso el Joven, aunque con su muerte -en 1324- quedó abandonado el proyecto, justamente en su mitad. De esta época data la bellísima portada gótica de Santa María, obra de Johan Franch. El proyecto -inconcluso- lo reemprendió, a finales del siglo XV, Dª María Enríquez, madre de Juan de Borja (II duque de la familia Borja), que consigue del Papa Alejandro VI, bula para erigir la parroquia de Santa María de la Asunción en iglesia "colegiada", solicitud que se veía complacida el 26 de octubre de 1499. Tal honor exigía la reanudación del templo, que quedaba concluido -con arreglo al viejo proyecto- en 1500 y se completaba con una hermosa fachada imafronte, la Puerta de los Apóstoles, de transición ya entre el estilo gótico y el renacentista, obra de los Forment. Entre tanto Paolo da San Leocadio pintaba las hermosísimas tablas del "Retablo de los Siete Gozos" y las ensamblaba en un maderamen gótico ejecutado por Damià Forment, quien a su vez colocaba -presidiendo dicho retablo- una bellísima talla policromada de Santa María. El templo y su torre campanario fueron víctima de los terremotos en ocasiones diversas (particularmente a finales del siglo XVI) y sufrieron frecuentes reformas a lo largo de los siglos. En el último tercio del XVIII se intentó transformar todo el interior, siguiendo las normas del más puro estilo clasicista, pero -afortunadamente y por causas así de índole arquitectónica como económica- el proyecto de reconversión al nuevo estilo no se llevó a efecto y la iglesia siguió ostentando el diseño original, su estilo natural y propio, el gótico. En 1836, como consecuencia de la Desamortización, fue confiscado el patrimonio colegial y el templo funcionó como simple iglesia parroquial. Su reinstauración como colegiata no se produciría hasta junio de 1911. El 6 de junio de 1931 sería declarado el templo Monumento Histórico Nacional. El 2 de agosto de 1936, fruto de la intransigencia y la ignorancia, la colegiata fue salvajemente incendiada, y sus retablos e imágenes. reducidos a pavesas. Tras nueve años de inactividad, en 1945 se abrió de nuevo al culto y, una vez restablecidas las relaciones entre la Iglesia y el Estado -por el nuevo Concordato de 1953-, adoptaba un régimen de tutela compartida (Patronato-Prelado). El 7 de marzo de 1965, suprimido el patronato y extinguido el antiguo cabildo, la colegiata quedaba acogida al régimen jurídico del derecho común. Tesoro artístico perdido La colegiata gandiense albergaba un inmenso tesoro, fruto de múltiples donaciones a través de los siglos. En la Exposición Internacional de Barcelona de los años 1929-1930 fueron exhibidas hasta 19 piezas de los fondos del tesoro artístico, algunas, verdaderas joyas de orfebrería, como la Custodia renacentista labrada en 1548 por el orfebre fray Antonio Sánchez de Benevento para el Monasterio de San Jerónimo de Cotalba y que, escapando a la confiscación desamortizadora, vino a parar a la colegiata. Pero había otras muchas obras de arte: cruces procesionales, cálices, custodias, relicarios, lámparas, ornamentos litúrgicos..., por no hablar de retablos, tallas, lienzos..., del riquísimo archivo general o del archivo coral. Poco queda de todo aquel inmenso tesoro; lo más relevante siete de las esculturas de los Lobet (finales del s. XIV), cuatro en el Museo Nacional de Arte de Cataluña: (San Pablo, y los evangelistas San Mateo, San Lucas y San Juan); y otras tres en el Kunstindustriemuseum de Copenhague: (San Pedro, Santiago el Mayor y San Bartolomé). Del archivo musical se salvó el famoso Cancionero, actualmente en la Biblioteca de Cataluña. Obras de restauración En el verano de 1999, y promovido por el colectivo Amics de la Seu, se inició un significativo proyecto de restauración, con cargo a la Dirección General del Patrimonio de la Generalidad Valenciana, y que, comenzando por la cubierta -en estado muy deficiente-, se extendió al muro norte y a la zona cercana a la torre-campanario. Con subvención del Ayuntamiento de Gandía y donaciones de particulares se llevó a cabo la restauración de las capillas laterales, y con fondos de la Excma. Diputación de Valencia, la fachada y puerta de los Apóstoles (la réplica del conjunto escultórico de otro tiempo fue ejecutada por los escultores José Esteve Edo y Ricardo Rico). Implicadas en el empeño restaurador se vieron también algunas entidades privadas, como la Obra Social de BANCAJA o + Visión, que orientaron su colaboración hacia la recuperación de algunas capillas particulares. Son metas parciales del plan director la restauración de la bóveda completa y muros del cuerpo superior, por una parte, y por otra el sistema de óculos, la torre campanario y el ábside. De cara a un futuro cercano está prevista la construcción de una capilla que centraría la atención del culto y permitiría reservar la colegiata y algunas de sus dependencias -en determinadas horas- para espacio museístico.

Wikypedia.

Show more
Show less

Photo details

  • Uploaded on June 19, 2007
  • © All Rights Reserved
    by Angel Madrileño
    • Camera: Canon PowerShot S45
    • Taken on 2005/12/31 13:14:58
    • Exposure: 0.006s (1/160)
    • Focal Length: 7.09mm
    • F/Stop: f/2.800
    • Exposure Bias: 0.00 EV
    • No flash