¡Ostrás, gente en mitad del desierto!

Selected for Google Maps and Google Earth

Comments (7)

Gato Land on September 6, 2011

era un decorado a escala, salía más barato que rodar en un sitio con una ciudadela de verdad

Luisa Gila Merino on September 6, 2011

Menos mal que has hecho el comentario, porque ya te iba a decir que la habías ubicado mal.

Pues bueno, arena y más arena ¿resulta desolador el lugar?, la foto me transmite éso.

Saludos.

Gato Land on September 7, 2011

Hola Luisa, de todos modos tienes razón, está mal ubicada, lo que pasa es que ni me acuerdo del sitio exacto y me he limitado a ponerla donde otra gente ha puesto sus fotos del mismo lugar pero sé que estamos todos equivocados, si que es cierto que está a unos kilómetros fuera de Tozeur, en Túnez, pero el sitio exacto ni idea. Unos dicen que es el escenario de pelis como La Guerra de las Galaxias episodio I, otros que del Paciente Inglés, lo que se es que de ésta última estuve en el sitio y desde luego no era éste, es una zona de desierto muy alejada de la civilización. No había visto entonces la peli así que no le di demasiada importancia, años después me enteré que el paciente inglés es una novela basada en hechos reales y de haberlo sabido en aquel momento me hubiese interesado más, pero bueno, así son las cosas. No creas que es desolador, la sensación es muy extraña, es como si te atrajese, produce una sensación encontrada entre el temor a morir allí si no fuese que vas con gente del lugar pero por otro lado te fascina y cuando vuelves a España lo añoras. No he vuelto desde entonces y de ésto hace ya más de diez años, pero juré volver y no dudes que lo haré, es un sitio mágico, de hecho cuando lo visitas entiendes a la gente que ha comentado cosas así cuando ha vuelto, es un lugar tan terrible como hermoso y no te digo la sensación de ver un amanecer o una puesta de sol, entonces es para morirte en ese instante sin que te importe nada, solo por eso habrá merecido la pena vivir hasta ese instante. Te recomiendo que cuando tengas ocasión hagas una visita, a cualquier parte, el Sáhara es muy grande y tienes donde elegir, Túnez quizás no sea ahora el sitio más recomendable como tampoco lo es Egipto (y Libia mejor ni mentarla, claro) pero cualquier otra zona más -tranquila- es válida para descubrir el sitio. Yo volví totalmente encantado, me pasó como cuando estuve en Turquía, aquello es magia pura, es como de los cuentos de las mil y una noches. Pues lo dicho Luisa, espero haberte metido un poco el gusanillo desértico, sobre todo garantizarte que un viaje así no solo no se olvida jamás sino que no te dejará indiferente, las sensaciones que encuentras son muy, muy especiales. Gracias por tu visita, like y comentario y ojalá pronto veamos fotos tuyas tomadas en un paraje de esos. Saludos.

Luisa Gila Merino on September 7, 2011

Gatoland, pues de momento va a ser que no, nunca me ha seducido la idea de conocer esos lugares, pero sí te digo, que la forma en que has descrito tu aventura sahariana no me ha dejado indiferente. Nunca se puede decir: de este agua no beberé.

Saludos cordials.

Ana CRP on September 8, 2011

Pues Luisa yo voy a unirme a Gatoland, no conozco el Sahara, pero si Turquía y Jordania, y y francamente son lugares que te encantan. Todos tenemos unas ideas muy preconcebidas sobre estos paises y en la realidad no siempre se cumplen. Paisajes y monumentos: Santa Sofia o Petra ( de la que al partir se te van las lagrimas mejilla abajo) son lugares grandiosos, bellos y es imposible olvidarlos. Ademas tal vez sean destinos hoy en dia de los mas economico que hay por ahi!

Gato Land on September 8, 2011

Hola Luisa, yo decidí ir a Túnez porque salía muy bien de precio, me fuí con Marsans, quién diría que años después se íba todos al paro, qué horror, y también porque no había estado nunca en Africa, me daba cosilla eso de poder presumir de conocer un continente más aunque fuese en una pequeña parte. Pero cuando volví de allí me di cuenta que aquello es mucho más que paisaje, la gente es increíblemente amable y hospitalaria, una noche me fui por mi cuenta por las calles de Túnez (la capital, el país realmente se llama Tunicia) y conocí a dos tipos y nos fuimos a tomar cervezas chapurreando en inglés, acabamos en la zona de burdeles de la Medina donde muy amablemente me despedí, ejem, aquello no va conmigo, pero fue toda una experiencia tratar con ellos, si es ahora no lo hago, de hecho los atentados de Al Qaeda comenzaron el mes de enero siguiente a mi estancia cuando colocaron una bomba en la sinagoga judía de la isla de Djerba, que conozco por cierto, y mataron a varias personas pero yo al menos tuve la oportunidad de conocer el país antes de la ola de integrismo global que apareció después (real o montada por vete a saber qué país... dejemos el tema...) No solo es el desierto, es todo, es la forma de vida, los objetivos de las personas en el día a día, tan tremendos como sencillos, vivir que no es poca cosa, la dificultad de esa gente para encontrar agua y poder beber pero sin perder la sonrisa, vamos, a mi al menos me dieron una lección como la copa de un pino, para que luego aquí me queje si se va la luz y estaba en el ordenador haciendo algo. Puedo asegurarte una cosa, he viajado poco, no como mi hermana que conoce tropecientos países, algunos muy muy exóticos, pero los pocos que conozco me han marcado, no solo el país en si sino el viaje, cada uno me ha enseñado cosas que ni imaginaba existían y el recuerdo es, a años pasados, cada vez más imborrable y más bonito. Para mi viajar es lo más grande que puede hacer una persona, la forma más intensa de adquirir cultura y la que más te marca la personalidad después y Tunicia fue toda una experiencia, no dejo de recomendar a la gente que vaya y por eso no íba a ser menos contigo y no animarte a que un día planees una o dos semanas por allí, no te vas a arrepentir, te lo garantizo. Un saludo desde los madriles (que a su manera es una ciudad preciosa también, por cierto).

Gato Land on September 8, 2011

Hola Ana, pues gracias por unirte al club, yo no conozco Siria, cuando visité Turquía conocí a uno de aquí de Madrid que estuvo dos años antes y me contó no pocas maravillas de aquello y me recomendó encarecidamente visitarla pero después se juntaron muchas cosas y no pudo ser, al final las revueltas y ahora ya no digamos, no está el horno, no, hay que esperar. Opino como tú, hay cosas que le dejan a uno atontado y se te saltan las lágrimas de la emoción, soy un tío y sin embargo no me avergüenza en absoluto reconocerlo, la sensación cuando entré por primera vez en la mezquita de Suleimán el Magnífico o Mezquita Azul, con esos tonos azulados, esas luces que, salvando las comparaciones, me recordaban a la catedral de León, esos tapices en el suelo y sobre todo esa grandiosidad, con seis minaretes, uno más que La Meca, con un par de..., me sobrecogió y me hizo no creerme estar allí, por momentos te sientes como viendo un documental sentado en casa. O Pamukkale, donde filmaron aquel anuncio de los yogures, con esas piscinas naturales de cal, o el palacio de Topkapi, nosotros estuvimos en Sanli Urfa, pegados a la frontera siria donde ningún turista occidental viajaba, vimos cosas increíbles, me tomé una cerveza en el bar del casino de Mersin donde estaban los jeques árabes jugando a la ruleta y subí al piso 46 después y noté cómo el viento movía el edificio cási imperceptiblemente, hicimos una ruta de trekking por la Capadoccia y subimos al monte Nemrut (el de las cabezas que quieren quitar ahora no sin polémica) a ver atardecer, bueno, fueron quince días inolvidables con sensaciones, tropecientas fotos y algo así como 6 horas de video que jamás olvidaré, algo que como le comento a Luisa, te cambia la vida y estoy seguro que opinas como yo. Y es que además como bien dices, son opciones al alcance de casi todo el mundo, no hablamos de ir a China (me encantaría) o de hacer un crucero por la Antártida (me encantaría si cabe aún más), en cualquier puente te largas cuatro o cinco días y al menos tomas contacto con Estambul, que es una ciudad que el primer día me amedrentó y me acobardó pero desde el segundo día me enamoró y al igual que Túnez, me hizo jurarle que volvería, y por Dios que volveré, vaya si volveré. Gracias por tu comentario y un saludo desde los madriles.

Sign up to comment. Sign in if you already did it.

Photo details

  • Uploaded on September 6, 2011
  • © All Rights Reserved
    by Gato Land

Groups