Panoramio is closing. Learn how to back up your data.

El agujero metálico que devora casas y personas

Esta es una vista de la ciudad minera de Cerro de Pasco ubicada a 4400 metros sobre el nivel del mar en el centro del Perú. En el medio hay un inmenso tajo abierto de 400 metros de profundidad y de 2 kilómetros de diámetro, de dónde se extrae plomo, cobre, zinc y plata. El "crater gigante" crece cada año y se lleva consigo las casas de los habitantes que deben ser reubicados en otras zonas.


Quizás las casas que vemos en la foto ya no existan actualmente.


Cuando llegué a Cerro de Pasco no podía comprender como podía ser habitada por tanta gente, dado el ambiente hostil para la vida: temperaturas por debajo de los cero grados, un ambiente irrespirable y una altura que afecta hasta al más recio viajero, soportando además, dos explosiones diarias que estremecen todo a su alrededor, enturbia el aire y malogra los pulmones de sus pobladores. Eso nos revela que la extracción continúa sin descanso: la mina va devorando poco a poco a la ciudad.


Es una ciudad envenenada desde todo punto de vista. La ambición de riqueza es depredación pura. El suelo es tóxico por efecto de sus yacimientos naturales. Una contaminación que ha infectado también el aire y el agua, que se ve afectada por los relaves. El 90% de los niños tienen altos niveles de plomo, mercurio, tungsteno y otros metales pesados en la sangre.


Gente amable que vive de la mina y a la vez muere por causa de ella.


Fotografía escaneada tomada en noviembre de 2003.

Show more
Show less

Photo details

  • Uploaded on October 6, 2011
  • © All Rights Reserved
    by Josabad