Panoramio is closing. Learn how to back up your data.

Granada. Fachada y escalinata de la iglesia del Monasterio de la Cartuja, de Cristóbal de Vilches

El Monasterio de la Cartuja de Granada fue fundado por orden de don Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán) sobre un antiguo carmen árabe llamado Aynadamar (Fuente de las Lágrimas), en cumplimiento de un voto pronunciado en aquel lugar al conseguir salvar la vida tras una celada de los musulmanes.

Las obras se iniciaron en 1506, pero pasarían tres siglos antes de que se acabara. En él vivieron los monjes cartujos hasta que los expulsaran en 1835.

La entrada al Monasterio de la Cartuja es a través de una puerta renacentista que da acceso a un patio. Desde aquí unas escaleras permiten el paso a la puerta del convento. Luego se ven las distintas dependencias:

La iglesia: presenta la típica planta y decoración barroca del XVII. Echad un vistazo al altar mayor, todo policromado, y a los cuadros de Bocanegra y del "recuperado" Sánchez Cotán. Detrás del altar está el Sancta Santorum (1720) con un baldaquino en el centro, una auténtica obra barroca diseñada en mármol de Lanjarón, y una pintura en el techo de Antonio Palomino y José Risueño.

La sacristía: impresionante, con paredes blancas donde el estucado armoniza perfectamente con el color rojizo del mármol del altar mayor, presidido por San Bruno. Fijaos en las vetas que hace el mármol y buscad las figuras: el pez, el perro, la dama española.

El claustro: en un principio había dos, pero hoy sólo queda el claustrillo, es decir el más pequeño. Un auténtico remanso de paz con sus naranjos y plantas aromáticas.

Sala capitular: era el lugar de reunión de los cartujos, cuya orden les prohibía dirigirse la palabra, seguro que así evitaban las discusiones. Incluso, cuando a la hora de la comida a alguien le faltaba algo, no podía protestar. En cambio su vecino, si podía hacer una seña para que se atendiera al compañero. Lo más interesante son los cuadros de Vicente Carducho.

Capilla de Profundis: el lugar donde los frailes hacían penitencia y donde hay un altar pintado en la pared y un cuadro, ambos de Sánchez Cotán.

Refectorio: y llegamos al comedor de los frailes, decorado con unos cuadros más que tenebristas de Sánchez Cotán. Fijaos en el que representa a la Santa Cena, con las extrañas expresiones de los apóstoles, y en el de Los Mártires de Inglaterra. Según desde donde se mire el cuadro, en esa dirección parecen ir los caballos.

Show more
Show less
Madrid, España

Photo details

  • Uploaded on April 10, 2012
  • © All Rights Reserved
    by nunila77 merche
    • Camera: OLYMPUS IMAGING CORP. FE340,X855,C560
    • Taken on 2012/03/22 14:04:13
    • Exposure: 0.006s (1/160)
    • Focal Length: 6.30mm
    • F/Stop: f/5.600
    • ISO Speed: ISO64
    • Exposure Bias: 0.00 EV
    • No flash