Panoramio is closing. Learn how to back up your data.

Palacio de D. Antonio Mendoza- Patio del Palacio- Guadalajara

Palacio de D. Antonio Mendoza Convento de la Piedad. En el centro de la ciudad de Guadalajara, en dónde hasta finales del s. XV, habitaba la comunidad judía. Mandó construir D. Antonio de Mendoza, hijo del primer Duque del Infantado D. Diego Hurtado de Mendoza, éste gran palacio renacentista, una de las primeras muestras de éste estilo importado de Italia que se elaboraron en Castilla. A su muerte el palacio pasó a manos de su sobrina Doña Brianda de Mendoza, que decidió ocupar el caserón para alojar a una comunidad religiosa y un colegio de doncellas, bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Piedad. Le añadió también una gran iglesia, y tras morir su fundadora y el Concilio de Trento, se convirtió en convento de monjas franciscanas. En 1835 fue disuelta la comunidad y el edificio utilizado como Museo Provincial, Diputación Provincial, cárcel pública e Instituto de Enseñanza Media “Brianda de Mendoza”.

A través de un pequeño zaguán se sube hasta el Patio del Palacio, considerado como una obra magistral de la arquitectura civil del Renacimiento. Es de planta cuadrada, con columnas cilíndricas de fuste liso que sostienen capiteles típicos de la alcarria, consistentes en una corona de hojas al píe del capitel ciñendo su cuerpo que se adorna con unas estrías poco profundas y ovas en la moldura superior. Sobre ellos, hermosas piezas de madera labrada sobre las que corre la doble cornisa bellamente adornada. El segundo piso del patio consta del mismo número de columnas, y quizás con un alero más pronunciado Entre una columna y otra corre un antepecho calado, con un dibujo que asemeja a un panal. En uno de los muros de la parte baja del patio, hay un gran escudo imperial tallado en piedra, que fue trasladado aquí en el s. XIX, desde la Puerta del mercado de la Plaza de Santo Domingo, hoy desparecida. Desde esta zona baja arranca, la escalera de honor, dividida en tres tramos, con pasamanos tallados en piedra calada a modo de panal. Luce un gran escudo de los Mendoza. En el techo, un bonito artesonado de madera de clara tradición mudéjar. Tanto la parte baja del patio como la superior y la escalera, cubren sus muros con una buena colección de azulejos sevillanos del s. XIX. Durante unos años estuvo vacío y tras una restauración vuelve a estar destinado a Instituto de Enseñanza Media de Guadalajara.

Y seguiremos....

Show more
Show less

Photo details

  • Uploaded on July 10, 2012
  • © All Rights Reserved
    by Solmary Toma