✯ Arroyo Pajarito (MAL DEL SAUCE)

Selected for Google Maps and Google Earth

A veces se sufren sus síntomas durante años. Sabemos por el recuento de múltiples casos estudiados que se presenta luego en forma de uno o dos episodios agudos e irreversibles. Muchas personas sufren del MAL DEL SAUCE sin saberlo, a veces el mal se lleva en la sangre como un estigma familiar, otras se adquiere simplemente.----------

Cuenta la historia que había aquí en la Isla una familia, descendiente de nobles guaraníes viviendo en paz y desarrollando algunas tareas propias de la zona: caza, pesca, madera y junco. Un día acertaron a pasar unos jóvenes provenientes del continente, dispuestos a disfrutar de un día al aire libre. Sin importarles demasiado el ser vistos se instalaron bajo un sauce justo frente al paraje donde las artesanas tejían sus cestos. Allí jugaron, pescaron, durmieron la siesta y al anochecer hicieron una fogata y se quedaron a dormir. Al día siguiente el grupo partió alegremente y el jefe de la familia que los había estado vigilando suspiró aliviado. Tenía dos hijas solteras que deseaba casar con jóvenes de su tribu y no veía con buenos ojos a estos jovencitos descendientes de europeos y bulliciosos rondando por ahí. Pasaron dos días y al tercero el hombre pudo observar en la margen opuesta del río a uno de esos jóvenes sentado bajo el mismo sauce. A la mañana siguiente mientras el muchacho remaba hacia el continente, una columnita de humo se elevaba de la fogata que acababa de apagar. Una de ellas se enamoró de su expresión tranquila y sus ojos mansos y perdidos. El padre no pudo sofrenar su zozobra y atravesando el río se dispuso a enfrentarlo. El joven trajinaba con listones y clavos y parecía dispuesto a armar una cabaña. El Indio, aunque herido en su orgullo no pudo menos que inquirir por los motivos de su presencia y terminar ofreciéndole la mano de su hija, la enamorada, si sus intenciones eran buenas. El joven negó con la cabeza y dijo -yo sólo quiero quedarme aquí- y con una sonrisa bonachona dió por terminada la conversación. El padre, aún más herido, se retiró pensando que ese muchacho debía querer no a una, sino a todas sus hijas y dando vuelta sobre sí mismo lo cubrió de amenazas. El muchacho trabajaba en su cabaña, se sentaba y contemplaba el río, así día tras día. Cuando la cabaña estuvo terminada, las niñas cesteras, doblegada su obediencia por la curiosidad, cruzaron el río. Cuando el padre las descubrió y cruzó a buscarlas se trabó en lucha con el joven que apenas se defendió por no comprender en qué disputa estaba metido. El hombre furioso golpeó la cabeza del muchacho con una rama de sauce y lo dejó tendido y sangrando. De su interior escapó un enano de no más de cinco centímetros que chillando y corriendo se metió en el monte pues el destino de estos seres diminutos es estar siempre escondidos. Sólo pueden salir de noche y meterse en el corazón de la gente para así hacer lo único que les importa, estar bajo un sauce a la orilla del río. A pesar de que casi no se los ve, a comienzo de la temporada estival vaya mi consejo para los turistas inexpertos, si no quieren sufrir del mal del sauce que los traerá a vivir aquí en contra de todo criterio, no se sienten debajo de un sauce a contemplar el río y sobre todo estén atentos si sienten que alguien los mira de entre los yuyales, los enanos buscan cuerpos humanos, para poder dentro de ellos, quedarse sentados bajo un sauce a la orilla del río.

Show more
Show less
Save Cancel Want to use bold, italic, links?

Comments (64)

Arkadiy_ on January 7, 2013

Hola Patricia

Very beautiful panorama. Like

Greetings, Arkadiy

Aramos on January 8, 2013

Bela fotografia, muito bom trabalho. L61. Saudaçoes do Brasil

Valerio Manassero on March 16, 2013

Hermosa foto! Like+ Fav! Saludos cordiales desde Italia! Valerio

Marco Rey on December 7, 2015

Stupendo grandangolo, bei colori. L63+F14. Ciao Patrizia cari saluti, Marco

Sign up to comment. Sign in if you already did it.

Patricia Pato
Buenos Aires, Argentina

Photo details

  • Uploaded on November 8, 2012
  • © All Rights Reserved
    by Patricia Pato
    • Camera: NIKON COOLPIX P500
    • Taken on 2012/11/07 15:52:14
    • Exposure: 0.001s (1/1500)
    • Focal Length: 4.50mm
    • F/Stop: f/3.500
    • ISO Speed: ISO160
    • Exposure Bias: 0.00 EV
    • No flash

Groups