Homenaje al Libertador, Plaza San Martín - Mendoza

Selected for Google Maps and Google Earth

Plaza Gral. San Martín - Mendoza

Juan Francisco Cobo Azcona fue un extranjero progresista, uno de los primeros en obtener carta de ciudadanía y su nombre se le asignó a esta plaza como un homenaje por haber sido introductor y el hombre que plantó el primer álamo en Mendoza. A fines del siglo XVIII Cobo estableció su residencia en Mendoza y ejerció durante mas de veinte años el cargo de notario eclesiástico de la Vicaría Foránea de Cuyo.

Más tarde, y con el objeto de dar mayor jerarquía a la plaza, la Municipalidad de la Capital, hacia el año 1879, dispuso adquirir un reloj para que prestara servicio al vecindario. Se hizo necesario construir un basamento en forma de torre para que en planta baja funcionara parte del mecanismo y en lo alto las cuatro esferas combinadas para marcar la hora. No fue fácil la tarea de levantar la torre porque faltaban técnicos, obreros y dinero, pero durante el primer gobierno de don Elías Villanueva (1878-1881), el ministerio ejercido por don Julián Barraquero superó todas las dificultades y en un acto solemne, ante el reconocimiento y aplauso de los pobladores, se puso en marcha el reloj.

Ahí quedó en funcionamiento el aparato con el que el pueblo llegó a encariñarse al extremo que sin decisión oficial, a la plaza Cobo se empezó a designar "Plaza del Reloj" y así quedó registrado en la tradición mendocina. El 25 de abril de 1903 la comisión pro-monumento al general San Martín decidió instalar la estatua al prócer en el sitio que ocupaba la torre del reloj en el centro de la plaza Cobo. La torre debía ser demolida y el reloj donado para instalarse en la torre mayor del templo de San Francisco.

Así, al cumplirse la segunda década de la puesta en marcha del carillón, se empezaron los trabajos de remodelación de la Plaza del Reloj y la piqueta demolió el basamento luego de descender de la torre al complicado mecanismo. El traslado del reloj no fue fácil porque se debía evitar el deterioro al desmontar la máquina. Finalmente se optó por guardarlo en grandes cajones que se depositaron en un apartamento lindero a la parroquia de San Nicolás hacia el este próximo a la calle 9 de Julio. El 5 de mayo de 1903 el gobierno de la Provincia solicitó a la empresa del Ferrocarril Trasandino que transportara desde la cordillera de Los Andes granito necesario para el basamento del monumento al general San Martín. El ingeniero Jacinto Anzorena fue el encargado de seleccionar el mineral, de fraccionarlo en partes transportables y rearmar posteriormente la enorme piedra en el sitio que hoy ocupa. En el mes de julio se iniciaron las tareas en la plaza y el 28 de noviembre se alzó el primer andamio para la erección del monumento. Por Ley Nro. 278 la Provincia dispuso que la inauguración del monumento se realizara el día 5 de junio, declaró feriados los días lunes y martes siguientes a la habilitación del paseo público, y se cambió de nombre a la plaza pasando a llamarse, en lo sucesivo, General San Martín.

El día cuatro de junio llegó un cuerpo de Granaderos a Caballos y se terminó de instalar la pesada cadena de protección al monumento, la que estaba sostenida por columnas que eran caños de cañón y en las que rezaba la siguiente inscripción: "Homenaje del Ejército de la Nación (a continuación y en relieve estaba el escudo argentino). Construido en el Arsenal Principal de Guerra Buenos Aires 1904". De las diez columnas originales quedan actualmente, desde la última remodelación del paseo, seis. Dos de las sacadas lucen ahora en la entrada de la Dirección de Paseos Públicos de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, en calle José María Godoy 417 del departamento Las Heras. La inauguración se realizó el domingo 5 de junio de 1904. Ya en el lugar se procedió a descubrir la estatua ecuestre del general San Martín, obra fundida en bronce del escultor José F. García, que representa al "Gran Capitán" con el dedo índice señalando hacia el oeste, en alusión al cruce de la cordillera de los Andes para libertar a Chile y Perú. El riego de la plaza San Martín se hacía mediante un ingenioso sistema que consistía en recoger las aguas sobrantes del riego de la plaza Independencia, en la esquina de Patricias Mendocinas y Espejo, y mediante una tubería subterránea hacerlas aflorar en la esquina de Avenida España y Gutiérrez. En 1925 fue implantado en el paseo público un vástago del pino de San Lorenzo. Este histórico árbol está vinculado al primer hecho de armas que libró en América el Capitán de Los Andes. Ubicado en el huerto del convento de San Lorenzo, en la Ciudad de San Lorenzo (provincia de Santa Fé), fue a su sombra que el prócer redactó el parte de la victoria del combate que iniciaría la larga serie de triunfos con que fue sellando la libertad de los pueblos americanos. Otro detalle importante que se encuentra en la plaza es la placa de bronce colocada en el camino en la esquina de calle Necochea y 9 de Julio y que reza: "D.P.V. 747,65 metros sobre el nivel del mar en Mar del Plata. Mil novecientos cuarenta", dándonos así la altimetría oficial de nuestra ciudad de Mendoza. En el año 1969, el entonces intendente municipal de la ciudad de Mendoza, vicecomodoro Ricardo Millán, dispuso la remodelación de la plaza San Martín cuyo trazado y decoración eran ya obsoletos para el principal paseo y poco aptos para las numerosas ceremonias que allí se realizaban. La planificación fue diseñada por un equipo de técnicos municipales encabezados por la arquitecta Graciela Hidalgo de Pagés. Los principios rectores de la remodelación fueron simples: respetar el carácter de la plaza "de paseo" que siempre tuvo en pleno centro bancario de la urbe, sin alternar sus cruces en diagonal; otorgarle el carácter y jerarquía de plaza central de ceremonias, para lo cual se ampliaron las zonas libre en su centro; hacer presente a la vista paños de césped, distribuyéndolos en taludes inclinados y móviles con lo que se logra resaltar su importancia: la inclusión de una gran cantidad de nuevas especies, erradicando las que estaban al fin de su ciclo vegetativo y la incorporación de especies típicas de nuestra zona. Todos estos elementos reunidos han determinado para esta plaza una interesante característica; no es una plaza "transparente", es decir que la mirada no la atraviesa en toda su extensión, salvo cuando se mira siguiendo las diagonales, que coinciden con los accesos mas importantes. Levemente desviados de esta ubicación, comienzan a interferir los arbustos, los canteros, los paños en desnivel, creando gladiaciones en que van adquiriendo importancia determinados grupos arbóreos, conformando en su totalidad una especie de cortina que protege el centro abierto de la plaza cívica, del tráfago de la circulación exterior a la misma. Las veredas perimetrales, si bien funcionalmente pertenecen a la plaza, toman un carácter de circulación un poco ajena a la misma, y definen la frontera en que comienzan los canteros y los juegos de verdes que rodean y que conforman el espacio central. Merced a esto, este centro se independiza visual y acústicamente del ámbito ciudadano, combinando adecuadamente la plaza de ceremonias con su gran superficie abierta y los elementos representativos e históricos, y la plaza para gozar, con sus rincones aptos por la cercanía del verde y la naturaleza, que en algunos puntos envuelvan y protegen. La plaza remodelada fue habilitada al uso público el 25 de mayo de 1971, sin ceremonia oficial. Ahora ya han quedado en el olvido las polémicas desatadas en su oportunidad por la remodelación de esta plaza motivadas en gran porcentaje por el casi sagrado respeto del pueblo mendocino hacia el árbol. Los ejemplares que cayeron, hoy se encuentran reemplazados con ventaja en número y disposición. La nueva plaza San Martín ha crecido ante nuestros ojos, concretando en el tiempo las ideas rectoras que estaban implícitas en las ideas originales y en los trabajos primitivos. Bien se dice que la naturaleza jamás se apresura y es solo el tiempo quien hace madurar lo que alguien concibió. Así hoy podemos regalarnos con una plaza que cada vez más nos invita cálidamente a convivir con ella.

Show more
Show less
Save Cancel Want to use bold, italic, links?

Comments (44)

Paulo Tan on August 3, 2013

Thumb up-Like-Paulo Tan My Travel Exploits-Travel Bugs

►Leirbag on August 3, 2013

Hello Paulo Tan!

Thank you very much for visit me, for comments and vote.

Congrats for your colorful and original gallery. And your blog is very interesting too.

Best regards from Argentina. Gabriel (as Leirbag)

Roger Powell on August 15, 2013

A very nice silhouette!
Liked.
:)

►Leirbag on August 15, 2013

Hi Roger!

Thank you very much for visit me, your comments and vote.

Is a pleasure for me to have you for my gallery.

This man is our greatest national hero. Several monuments remind.

Best regards from Buenos Aires to NWS. Gabriel

Sign up to comment. Sign in if you already did it.

Photo details

  • Uploaded on November 10, 2012
  • © All Rights Reserved
    by ►Leirbag

Groups