hoy toca fideua, buen motivo para abrir una botella de cava

Not selected for Google Earth or Google Maps [?]

Un día en el café Gijón sorprendí a un poeta maldito, absorto en sus pensamientos. Le pregunté si la gravedad de su rostro obedecía a que estaba elaborando algún verso insigne. “Así es”, me contestó. “En este momento me debato en la duda de pegarme un tiro en la boca o tomarme un helado de fresa”. En el monasterio de Kopan, en el valle de Katmandú, me dijo un Maestro Venerable: si quieres saber hasta qué punto eres feliz y no lo sabes, cómprate una libreta y apunta en ella cada noche cinco pequeños hechos agradables que te hayan sucedido durante el día. Anota solo las sensaciones placenteras insignificantes, las alegrías ínfimas, no los sueños desmesurados. Esta mañana me ha despertado el sol en la ventana y he comprobado que esta vez no me dolía la espalda. El perro me ha saludado con el rabo. El dueño del bar, donde suelo desayunar hojeando el periódico, hoy se ha negado a cobrarme la ración de churros. He leído la crónica deportiva: ayer ganó mi equipo. El autobús ha llegado puntual y en la parada me han conmovido las palabras de amor que una madre le dirigía a su niña que se iba al colegio. Le he preguntado al médico por los análisis y me ha dicho que todo está bien. Al llegar a casa después del trabajo me arrellano en el sillón para ver una película en la tele mientras me tomo un gin-tonic.El Maestro Venerable aseguró que después de un tiempo en esa libreta se habrá formado un tejido básico de actos felices, de sutiles placeres efímeros, muy consistente, que sin darnos cuenta sustenta firmemente toda nuestra vida y de paso resuelve la duda del poeta. De momento bastará con un helado para evitar que se pegue un tiro. Puede que esto no sea más que esa charlatanería que se expande mientras arden las consabidas barritas de almizcle e incienso y que solo sirve para olvidar la terrible crueldad e injusticia que nos rodea. Pero el Maestro Venerable, en medio de aquel aire transparente que bajaba del Himalaya, dijo que todas las flechas aciagas que la vida nos lanza casi ninguna da en el blanco. Caen a nuestro alrededor y somos nosotros los que las arrancamos del suelo y nos las clavamos en el corazón, en la mente o en el sexo. Tal vez esta enseñanza podría servir al poeta para enhebrar uno de sus versos más excelsos: sale el sol, estoy vivo. Manuel Vicent en El Pais

Show more
Show less
Save Cancel Want to use bold, italic, links?

Comments (65)

cris cris NO VIEWS on December 30, 2012

Moltes gràcies chene per afegir aquesta fideuà al grup..

Casi la puedo oler aunque lleve días consumida... y con cava? De diez!

Hoy, que estoy en Altea, voy a disfrutar de un arrocito hecho por unos amigos maestros paelleros. Ya os contaré.

Feliz 2013 a todos (si nos dejan...) ah, i molt bo el text de Vicent.

Cristina

chene nos on December 31, 2012

cris cris,muchas gracias. un fantastico año nuevo, que no nos dejaran pasarlo bien: pero de ilusion tambien se vive. que hayas pasado un buen dia con los maestros arroceros. estando en Altea, pasate por Denia, come gambas y ten una charla con Manuel Vicent que estara alli pasando estas fiestas. abrazos de tu amigo.

Asenvi on January 17, 2013

!Qué rico, hasta con galeras!, me gusta el fideuá. Like

chene nos on January 17, 2013

en Castellon, la comeriamos con cuchara de madera. te he dejado una al lado, por si te animas. abrazos.

Christos Theodorou on January 24, 2013

Bonita paella valenciana! Hola desde Atenas – Christos

Sign up to comment. Sign in if you already did it.

This photo is currently not mapped.

Suggest location

Photo details

  • Uploaded on November 25, 2012
  • © All Rights Reserved
    by chene nos
    • Camera: NIKON COOLPIX P510
    • Taken on 2012/10/25 13:59:03
    • Exposure: 0.125s (1/8)
    • Focal Length: 4.90mm
    • F/Stop: f/3.100
    • ISO Speed: ISO500
    • Exposure Bias: 0.00 EV
    • No flash

Groups