Alfonsopinel
514
photos
466
on Google Maps
views

Alfonsopinel's conversations

Buena toma, el Jardín El Capricho, una visita que tengo pendiente.

Nice Architecture, nice view! Greetings.

Genial¡¡ preciosa simetria. Un saludo

Gracias por la aclaración.

Beautiful ...

Merry Christmas & Happy new year

Greetings from Iran

www.alirezajavaheri.com

En 1888 se construyó este puente que inicialmente se llamó de Los Tres Robles sobre el camino de los Robles, con la intención de cruzar el ganado existente hacia Casa Vacas y que residía en las praderas cercanas al Antequina y al puente (hoy llenas de pinos y arizónicas). Eran los mejores pastos de La Casa de Campo. Rebaños de ovejas,cabras, vacas e incluso algunas búfalas surtían de leche a la realeza española en esta época y pastaban en esta zona del Antequina por lo que durante muchos años este molesto parásito que transportaban las reses fue muy habitual en la zona y cambió el nombre por el de "la garrapata"

Esta fuente, junto con la de las Siete Hermanas, culmina el fructífero plan regenerador de los parajes y vías de la Casa de Campo emprendidos por la II República tras la apertura pública del que fuera parque clausurado, hasta 1931, al libre uso y disfrute de los madrileños. Inscrita por tanto en la serie de lo que podemos identificar como “fuentes republicanas”, es una fuente de agua potable que asoma su hermoso perfil barroquizante, pese a sus sobrias texturas pétreas, desde una suave loma de verdes tapices hacia la Glorieta Puerta Morera, al norte del Reservado. La memoria oral recoge la tradición ancestral del rito del “Entierro de la Sardina”, que, iniciado al atardecer en los parajes urbanos de las ermitas de San Antonio de la Florida, termina a través de un itinerario procesional entre antorchas, en la idílica explanada del recinto de la Fuente del Pajarito, donde se procede al entierro de la sardina. Erigida en 1936, su presencia, una de las más sugestivas de la Casa de Campo, parece seguir vinculada a aquella fiesta con la que se cierra la celebración del Carnaval.

Esta obra civil, situada sobre el arroyo Antequina en un emplazamiento sobre un muy abrupto perfil a unos 200 metros del paso de la línea férrea aguas arriba del curso fluvial, se data aproximadamente hacia 1923 y se atribuye al arquitecto Juan Moya e Idígoras, autor también del Puente Colorado y arquitecto mayor de Palacio y Sitios Reales hasta la caída de la monarquía de Alfonso XIII. Aunque algún investigador, como Luis de Vicente, la conceptúa de acueducto, la ausencia de transporte de agua por el supuesto canal superior de su tablero hace suponer que de hecho fuera un puente peatonal, verdadera pasarela sobre el Antequina cuya imagen ofrecería en todo caso esta ilusoria figuración de puente, hoy extraordinariamente deteriorado y en claro estado de abandono. Se vincula no obstante a la historia secular de las obras civiles llevadas a cabo sobre el arroyo más septentrional de la Casa de Campo, conjunto presidido por las puertas de paso al borde occidental del parque y por el notable puente de la Garrapata, y puede agruparse asimismo de forma un tanto laxa con un hermano mayor de superior rango, el referido Puente Colorado, con el que mantiene una gran similitud tipológica y del que, según Eduardo Delgado Orusco, sería una maqueta a escala. Tal filiación pudiera igualmente llevarse aún más lejos al encontrarse ciertas semejanzas con el igualmente olvidado y muy deteriorado acueducto del canal de la Partida, ubicado al borde del arroyo Merques y entre el Lago y la Casa de Vargas. Ambiguos los tres ejemplos citados, debieron de constituir en su día un hermoso “corpus” de construcciones civiles polivalentes o híbridas.

Lo tengo que visitar, muy bonito

Vale, pero y la foto. ¿Buena, eh...?

Friends

  • loading Loading…

 

Alfonsopinel's groups