Roman Rojo
837
photos
706
on Google Maps
views
. . Yo voy soñando caminos de la tarde. ¡Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas!... ¿Adónde el camino irá? Yo voy cantando, viajero a lo largo del sendero... —La tarde cayendo está—. En el corazón tenía la espina de una pasión; logré arrancármela un día: ya no siento el corazón. Y todo el campo un momento se queda, mudo y sombrío, meditando. Suena el viento en los álamos del río. La tarde más se oscurece; y el camino que serpea y débilmente blanquea se enturbia y desaparece. Mi cantar vuelve a plañir: Aguda espina dorada, quién te pudiera sentir en el corazón clavada. **Antonio Machado, Soledades, galerías y otros poemas** (1907) Los caminos del mundo...Los horizontes del tiempo, en cada punto, nos convierten en íntimos cosmopolitas. Esos caminos siempre en guerra con la lejanía, esos caminos que nos llevan, inexorables, a la muerte tras conducirnos por la vida. La vida es el camino y una canción lo que me dice el viento. **R.Cos La mirada perpleja** Creo en la Vida, Madre Omnipotente, Creadora de los cielos y de la tierra. Creo en el Hombre, su hijo, Concebido en creciente evolución, Progresando a pesar de los Pilatos Que inventaron sus dogmas reaccionarios Para aplastar la Vida y sepultarla. Pero la Vida siempre resucita Y el Hombre sigue en marcha hacia el futuro. Creo en los horizontes del Espíritu Y en la energía cósmica del mundo, Creo en la Humanidad siempre adelante, Creo en la Vida perdurable. Amén **JL de Sampedro**

Roman Rojo's conversations

Замечательная фотография! :-)

świetne ! pozdrawiam z PL

Begoña. Por el momento parece que han paralizado la cosa y se van a replantear la segregación de contenidos. ¡Que así sea!

Cuando quieras estás invitado a hacerlo físicamente.

charming place, liked, best wishes, Fai

También recuerdo los años de mi infancia cuando comenzaron a verse por las riberas del joven Tajo unas personas -y no eran pescadores- que montaban en enormes "haigas" equipados con radio y elevalunas eléctricos, comían goma de mascar y bebían un líquido en latas, que antes enfriaban en las aguas del Tajo, y después dejaban abandonadas tranquilamente sobre la orilla.

No eran extraterrestres (?), sino los recién llegados americanos de la Base de Torrejón de Ardoz, que -antes de subir a la Luna- ya habían descubierto el paraíso natural del Alto Tajo y que empezaron a contaminar al mismo tiempo.

Ya lo destacaba yo en el comentario; el aspecto es el de un paisaje calcinado -adusto dices tú (con mucho acierto)- tras los largos y fríos meses de invierno con temperaturas bajo cero durante muchas horas seguidas, así un día tras otro; carácter que se puede manifestar también seco y huraño en los seres vivos que soportan sus rigores, entre los que podemos incluir los humanos.

Alberto, una toma excelente. Es un lugar que tengo que visitar. L-19 + F-2

Afectuosos saludos, Amparo.

Tienes toda la razón -incluso para los que no teniendo lazos familiares, pero sí afectivos de territorialidad- sentimos una gran aflicción por la acelerada desaparición de una parte tan importante de la historia de nuestra querida tierra.

Yo sí que -cada vez que me acerco (con gran pena)- me acuerdo de los desalmados que -cual buitres deglutiendo carroña- han ido haciendo desaparecer todo lo que todavía quedaba de valor por allí: herrajes, sillerías, mobiliario, ... En fín, una auténtica pena.

« Previous12345678...4950Next »

Tags

Friends

  • loading Loading…

 

Roman Rojo's groups